Cómo entonces se puede ser salvo?
Ya que no estamos en condiciones de salvarnos por nuestros propios esfuerzos, como dice la palabra de Dios, El ha abierto un camino por el cual podemos ser salvos y reconciliarnos con El.
Por esta razón - en Jesucristo, su hijo - Dios se volvió hombre, nació como ser humano en el mundo.

Jesucristo vivió sin cometer pecado alguno.

A los treinta y tres años fue condenado a la muerte en la cruz, sin tener ninguna culpa.

Por esta condena en la cruz pagó por todos los pecados de la humanidad.